La mirada y la interpretación de Oscar Andrés De Masi, arqueógrafo

jueves, 11 de mayo de 2017

INTERVENCIÓN EN LA FACHADA DE LA IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA EN MARTÍNEZ (MONUMENTO HISTÓRICO NACIONAL)... EL EDITOR DE NUESTRO BLOG HA DADO AVISO A LA COMISIÓN NACIONAL DE MONUMENTOS



Ref.: Estructura de metal añadida a la fachada de la iglesia de Nuestra Señora de Fátima en Martínez (San Isidro), monumento histórico nacional.

Buenos Aires, 4 de mayo de 2017

Señora Presidente de la Comisión Nacional de
Monumentos, Lugares y Bienes Históricos
Lic. Teresa de Anchorena
S/D.

SEÑORA PRESIDENTE:

Me dirijo a Usted y por su intermedio al cuerpo de vocales, con relación al tema de la referencia, que he advertido pocos días atrás.

En efecto, al edificio, que goza de la condición de monumento histórico nacional merced al Decreto del P.E.N nº 740/2007 (que yo mismo tuve el honor de redactar, por especial encomienda del Cuerpo Colegiado, durante mi desempeño en el directorio de esa Comisión Nacional), se le ha agregado una estructura de metal compuesta por caños de sección rectangular, que viene a enmarcar el saledizo de hormigón del portal, a cuyos lados ha sido abulonada.

Este elemento intruso altera el despojado diseño original del acceso al templo, y viene a contradecir el efecto de suspensión aérea del cobertizo del pórtico. La estructura en cuestión se sobreeleva por encima de la losa voladiza de hormigón y remata en el signo de la cruz. Dicho emblema adviene como redundante, toda vez que ya el proyecto incluyó una cruz en el remate del campanario.

He de destacar que en la voluntad de diseño proyectual de los arquitectos Caveri y Ellis, la fachada carece de miembros portantes fabricados en herrería metálica, y los apoyos del edificio se resuelven netamente mediante la propia masa muraria, evitando el recurso a columnas o pilares.

Por otra parte, la observación del campanario desde el rumbo Sur, resulta, ahora, obstruida por este elemento metálico, con lo cual se resienten, también, los valores visuales del conjunto.

Precisamente, los fundamentos de la declaratoria nacional de este templo han tenido en especial consideración la singularidad formal de su concepción, en lo tocante al volumen edificado y al partido de su espacialidad interior. Como he expresado en mi artículo Los monumentos y Lugares históricos declarados en el partido de San Isidro (revista del Instituto Histórico Municipal de San Isidro, volumen XXIV, 2010, pp.27-28):

"…Sus valores arquitectónicos al servicio de una moderna concepción litúrgico-teológica que recapitula cierta inspiración paleocristiana del espacio sacro (…) Se inscribe en la corriente arquitectónica conocida como casablanquismo inspirada en los formalismos coloniales del centro y el noroeste del país, en mezcla con el segundo Le Corbusier y la poética mediterránea…".

Toda vez que el elemento metálico agregado contradice los aspectos originales del proyecto, afecta la pureza formal de su fachada y , en particular, el efecto dinámico de la losa que hace de saledizo a su portal, le solicito que en ejercicio de las facultades de superintendencia que la ley vigente asigna a esa Comisión Nacional, se disponga, a la brevedad, el retiro de esta estructura adventicia que altera la autenticidad del monumento nacional.

Cordiales saludos

Dr. Oscar Andrés De Masi
Nota: Acompaño fotografías.














3 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo,deforma la visión desde todos los lugares alderredor de la capilla.

    ResponderEliminar
  2. ¿Es una instalación efímera por los 100 años de la aparición de Fátima que hoy se cumplen?... ¿O es un despropósito arquitectónico?... ¿Consultaron a Eduardo Ellis, uno de sus proyectistas?

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios.
    Efímera o no, la estructura distorsiona los valores formales auténticos de ese edificio, que es una obra insigne de nuestra arquitectura de vanguardia y que, siendo monumento nacional, no debe ser alterado en su materialidad.
    En cuanto al aqruitecto Ellis, he pedidio a amigos en común que hablaran con él, en estos días.
    oadm

    ResponderEliminar