La mirada y la interpretación de Oscar Andrés De Masi, arqueógrafo

domingo, 17 de junio de 2018

TEMPLOS DE RITO REFORMADO Y TRADICIÓN BRITÁNICA EN LOMAS DE ZAMORA SEGUNDA ENTREGA: LA IGLESIA EVANGÉLICA METODISTA (ANTES FIRST METHODIST CHURCH)

Foto oadm, 2012


Por Oscar Andrés De Masi
Para http://viajealasestatuas.blogspot.com.ar
Junio de 2018


Introducción
Como señalamos en nuestro post del 9 de junio de este año, el decreto del PEN nº 615 del 7 de agosto de 2017, declaró en la categoría de bienes de interés histórico y artístico nacional a los tres templos protestantes de habla inglesa más antiguos del partido de Lomas de Zamora: la Iglesia Anglicana de la Santa Trinidad, la Primera Iglesia Metodista y la Iglesia Presbiteriana Escocesa San Andrés. Los templos en cuestión se yerguen como expresiones materiales de una diversidad religiosa dentro del Cristianismo que se vincula inseparablemente con las tradiciones de los residentes protestantes de habla inglesa afincados en el distrito y, en un momento histórico, organizados como colectividad celosa de su identidad.

Uno de los considerandos del Decreto de declaratoria que tuve el privilegio de gestionar y redactar, reafirma el amplio marco valorativo de estos ejemplos de la diversidad religiosa, al señalar que los tres edificios "reúnen valores de originalidad histórica, singularidad artística, autenticidad patrimonial, fuerte prestancia simbólica, continuidad de uso y aprecio identitario de sus respectivas comunidades cristianas reformadas".

Interesa recalcar que no sólo confluyen en los tres casos los valores patrimoniales estéticos e históricos, sino también la continuidad hasta el presente en el uso litúrgico y social, por parte de comunidades involucradas, que les dispensan un aprecio identitario que se refleja en la preservación de la autenticidad material. Todo ello, sin ayudas estatales.

Si profundizamos en este aspecto identitario, hemos de comprobar la preferencia que estas comunidades reformadas de raíz británica mostraban, a la hora de elegir un estilo para su templo, por el lenguaje del Revival Gótico, que desde mediados del siglo XIX (y en gran medida debido a la prédica de John Ruskin y de Pugin, entre otros) se juzgaba como inseparable de la identidad de los cristianos reformados de Gran Bretaña y su herencia medieval.

En estos templos lomenses se verifica plenamente cuanto hemos postulado acerca de los elementos perceptivos del espacio sagrado y las características diferenciadas  del espacio reformado, en este caso  de origen británico: al entrar en ellos, se percibe una atmósfera distinta del templo católico romano o del templo cristiano ortodoxo; esa austera atmósfera medievalista, mayormente Early English, que se advierte en el edificio, sus vitrinas, su mobiliario y las cabreadas de la armadura de madera en el techo, conduce al visitante a una experiencia que lo conecta con la estética británica medieval, en su versión "revivalista" neogótica. Otra característica de estas encomiendas edilicias es la activa participación de la comunidad de comitentes de estos templos en la formulación del proyecto definitivo, resultando, cada edificio, tanto en su lenguaje como en sus dimensiones, una concreción casi conjunta de los profesionales actuantes y de los comités pro-templo.



Lomas de Zamora. First Methodist Church. Sanctuary. 
Primer edificio del templo con agregado del porche. 1904
Colección oadm


La Iglesia Evangélica Metodista de Lomas de Zamora (antes llamada First Methodist Church)

El templo se ubica en la Avenida Leandro N. Alem nº 45/51, en pleno centro de Lomas de Zamora, y sus referencias catastrales son Circunscripción II, Sección B, Manzana 14, Parcela 24 A).

El establecimiento de una misión metodista en el Río de la Plata, ligada principalmente al componente poblacional norteamericano, data de 1835, pero su pastor regresó al año siguiente a los Estados Unidos. En 1836, los metodistas porteños se reunieron en una oficina de la calle San Martín y resolvieron la edificación de un templo que resultó ser la pequeña capilla de la calle Cangallo entre 25 de Mayo y Reconquista. En 1870, a raíz de los progresos misioneros en nuestro medio (facilitados por la propaganda en español) se fundó la First Methodist Episcopal Church, inaugurada por el reverendo Enrique G. Jackson en la calle Corrientes nº 718. Hacia 1902 los metodistas disponían de templos propios en la calle Junín nº 976 de la Capital (Segunda Iglesia Metodista), Saavedra nº 1038 de la Capital (Tercera Iglesia Metodista), calle Vieytes en Barracas (Cuarta Iglesia Metodista), Almirante Brown 1050 en La Boca (Quinta Iglesia Metodista), en Lomas de Zamora, y varias misiones atendidas por una veintena de pastores en pueblos de la provincia de Buenos Aires, del interior del país y del Uruguay.

La historia de los metodistas en el distrito lomense comienza hacia 1890, cuando la población de habla inglesa de Banfield (que, curiosamente, no eran norteamericanos, sino mayormente ingleses o escoceses) decidió establecer una escuela dominical  en  ese idioma, que comenzó a funcionar en 1891 casa de Mrs. Murray y se llamó Banfield Methodist Episcopal Sunday School. El establecimiento fue todo un hito, con su piano y el coro de niños que entonaban el himnario. Tras una mudanza (1893) a la más espaciosa casa del matrimonio Hirst, la comunidad metodista alquiló una casa en Belgrano y Rincón, en Banfield, donde funcionó la escuela y donde se realizaban los oficios religiosos.

En 1894 la iglesia muda sus instalaciones a Lomas de Zamora, a un local en "L" (originalmente un depósito) cedido por el Ferrocarril del Sud y ubicado en la Avenida Meeks y Gorriti, donde luego se construyó el edificio del Barker Memorial Hall. El equipamiento era bastante precario: lámparas de kerosene para la iluminación y cajas de granos a modo de sillas. El primer banco de madera fue donado por Mrs. Adam Pearson, benefactora de la comunidad hasta su muerte en 1932. También, el matrimonio Leslie donó el primer servicio para la Comunión, que luego fue a dar a la capilla metodista de Patagones. Finalmente Mr J. H. Wall donó los primeros 100 libros con los himnos congregacionales.

En agosto de 1895 los metodistas lograron adquirir en $ 3.700.- m/n, un solar de 1.604 m2, en la intersección de la calle Boedo y la actual avenida Alem (antes Gazcón) donde edificaron el templo bajo la dirección técnica del misterioso "Sr. Fossateth". Cabe mencionar que poco después debieron abandonar la esquina de Meeks y Gorriti por cuanto en 1897 comenzaba a ocuparse el Barker Memorial Hall con otras instalaciones. En el ínterin, se utilizó una casa en la esquina N-O de las calles Loria e Italia.

El edificio neogótico, de nave única, fue dedicado a la gloria de Dios  el 19 de abril de 1896 y se lo conoció, desde entonces, y como era costumbre en las comunidades de rito reformado angloparlante, como "The Sanctuary". Para la ceremonia, fue invitado el veterano misionero metodista Rev. John F. Thomson, quizá el más destacado predicador en inglés y en español en la región rioplatense. Las crónicas recuerdan que fue un día inusualmente caluroso para esa época.

Si bien el lote ha sido fraccionado, el templo permanece en su ubicación de origen, aunque en el exterior se añadió un "porche" en 1904, por delante de la fachada de tipo frontón. Pero la modificación más intensa ocurrió en 1930, mediante el agregado de un nártex que determina un acceso lateral, rehuyendo del eje central para el ingreso. Persiste la apelación al neogótico, aunque este agregado lo haya alejado de los modelos victorianos y lo ubique más en línea con las estéticas modernizadoras y eduardianas, traídas de la mano del Ferrocarril del Sud, a partir de mediados de los años 20´s (con la visita del Príncipe de Gales y el remozamiento de las estaciones de la línea sur), y especialmente en los 30´s.



Lomas de Zamora. First Methodist Church. 1930.
Colección oadm.



Lomas de Zamora. First Methodist Church. 
Foto oadm, 2012.


Su interior es austero pero elocuente desde el punto de vista del lenguaje que expresa y de la función religiosa que satisface. Allí juegan su rol, armónicamente, la madera (especialmente en la espléndida armadura del techo), los vitrales de colores, las inscripciones votivas y el órgano de tubos (conceptuado entre los mejores de los alrededores de Buenos Aires y, probablemente, el mejor de Lomas de Zamora, por su soberbio balance de tonos). Este último instrumento (comprado en Inglaterra en 1903 con un costo total de $9.000.- de la época y que demandó, en 1904, tareas de a refacciones en el interior del edificio para su instalación) ha creado, años atrás, un interesante "puente cultural" entre la comunidad metodista y la comunidad local entera, al prestarse a memorables conciertos abiertos al público y a cargo de eximios y eximias organistas. Se lo tuvo y se lo tiene como un tesoro musical, desde su función inaugural en 1904, acompañado entonces por un coro de 23 cantantes.

En suma, Sanctuary, Manse and Vestry (vale decir, iglesia, casa del pastor y sacristía) fueron los tres componentes arquitectónicos que la comunidad metodista logró edificar en el lugar, con gran esfuerzo, ya desde finales del siglo XIX y a comienzos del siglo XX, y que expresaron y siguen expresando una histórica referencia material para la diversidad religiosa en el distrito. Se trata de un conjunto de edificios inconfundibles e ineludibles en el paisaje céntrico de Lomas de Zamora.


Lomas de Zamora. First Methodist Church. Templo y salones anexos en 1955.
Colección oadm.


Una aclaración importante se refiere al nombre con que se designa a los metodistas: mientras que entre 1784 y 1940 se llamaron "The Methodist Episcopal Church", con la unión en 1940 de las tres denominaciones metodistas con sede en los Estados Unidos (The Methodist Episcopal Church, The Methodist Episcopal Church South y The Methodist Protestant Church), la denominación resultante fue The Methodist Church.


Lomas de Zamora. First Methodist Church. Sunday School 1928.
Colección oadm.




Lomas de Zamora. First Methodist Church. 
Detalle de la fachada-frontón y su óculo. 
Foto oadm, 2012.



Fuentes consultadas:
- Sixty Years of Christian Service... 1895-1955. Compilado por el pastor Basil R. Truscott (1956).
- Diamond Jubilee Bazaar. LMCh (1955).
- Alberto S. J. de Paula: "Templos rioplatenses no católicos" en revista Anales del Instituto de Arte Americano, 1963-1964.
- Francisco Corti y Ofelia Manzi: Iglesias reformadas neogóticas. Instituto Payró, UBA, 2002.
- Fichero "Patrimonio de Lomas de Zamora", oadm.





miércoles, 13 de junio de 2018

AVANZAN LOS PREPARATIVOS PARA LA EXPOSICIÓN DE HOMENAJE A ALBERTO S.J.DE PAULA EN LOMAS DE ZAMORA

Foto Museo Americanista 2018


Los preparativos avanzan. Y se suman nuevos amigos y amigas al homenaje promovido por el editor de nuestro blog junto con el Museo del Banco de la Provincia de Buenos Aires y el Museo Americanista.

El pasado viernes 8 de junio volvió a reunirse el equipo ejecutivo en la sede del citado Museo, reabierto al público el año pasado. Estuvieron presentes: el Dr. Oscar Andrés De Masi, el Arq. Pablo Willemsen, la Lic. Maru García, el Lic. Pablo Bourio, el Arq. Luis Letizia y, se sumaron ahora, la  Lic. Marina Zurro, el Ing. Agustín San Martín (por el Museo del Bapro), la Sra. María Cristina Echazarreta (Instituto Histórico Municipal), la Prof. Verónica Monteagudo (Asociación Sanmartiniana de Lomas de Zamora) y el Arq. Bruno Cariglino del Programa Patrimonio Lomas. Se ausentó, con aviso, el Ing. Gustavo Funes, presidente de la Biblioteca Mentruyt.

La memoria de Alberto de Paula sigue convocando auspicios institucionales!

Durante la reunión, los presentes cambiaron ideas acerca del guión museográfico, el contenido de las vitrinas, las fotografías y objetos a exhibir etcétera.. Se coincidió en la conveniencia de poner foco en los aspectos del arraigo "lomense" de Alberto  y su familia: la conocida óptica de su padre, sus años escolares, su militancia en la Acción Católica, sus dos domicilios (primero en Laprida y Meeks, y luego, en Capello nº 5 en Banfield) y otros tópicos. Y, por supuesto, se ofrecerá una síntesis de su contribución a la historia local y especialmente a la valoración del patrimonio edificado en Lomas de Zamora, destacando sus esfuerzos a favor de las declaratorias de monumentos, lugares y bienes históricos en el `partido, durante su presidencia al frente de la Comisión Nacional de Monumentos.

También se organizarán visitas guiadas para colegios y público en general, en tanto se proyectará de modo permanente el documental digital Alberto de Paula, semblanza y legado.

Se ratificó que la apertura de la muestra será en setiembre (fecha a determinar) en la sede del Museo y con asistencia de autoridades municipales; y la mesa de cierre, en la Biblioteca Mentruyt, el 12 de diciembre. Esta mesa tendrá carácter testimonial y permitirá congregar a los más veteranos amigos de Alberto de Paula.

Pocos días después de la reunión, el 11 de junio, el Arq. Mario Sabugo, director del Instituto de Arte Americano de la Universidad de Buenos Aires, invitado por De Masi y Willemsen, ofreció el auspicio del IAA, del cual De Paula fuera director durante varios años. Enhorabuena!

La próxima tarea del equipo es definir el nombre de la exposición. Ya se están barajando varias alternativas...


Alberto de Paula en su oficina del Museo Banco Provincia






sábado, 9 de junio de 2018

LA IGLESIA PRESBITERIANA ESCOCESA DE SAN ANDRÉS EN TEMPERLEY. Bien de interés histórico y artístico nacional (Decreto PEN N° 615/2017).



Foto MF 2014



 Foto oadm 2018


Por Oscar Andrés De Masi
Para hhttp://viajealasestatuas.blogspot.com.ar
Junio 2018

Algunos amigos y amigas que acompañan nuestro blog me han pedido que dedique algunos posts al patrimonio de la diversidad religiosa, a sabiendas de que preparo un libro de próxima publicación acerca del asunto. Accedo con gusto a su pedido, comenzando, hoy, por un adelanto de ese material; en este caso, para referirme a la Iglesia Presbiteriana Escocesa de Temperley.

A diferencia de los otros dos casos de templos reformados en el distrito lomense (Iglesia Anglicana de la Santa Trinidad e Iglesia Metodista), en este caso, la declaratoria oficial como bien de interés histórico y artístico nacional, alcanza al "conjunto" formado por el templo y el salón parroquial, que se sitúan en la calle Gral. José María Paz nº 191, en plena zona popularmente llamada "barrio inglés" de Temperley.

De los tres templos declarados en el partido, el presbiteriano es el más moderno. Si bien la presencia de presbiterianos escoceses en la zona de Lomas de Zamora se remonta a la Primera Colonia de ese origen establecida en Santa Catalina en 1825, y que contaba con una capilla proyectada por el arquitecto Richard Adams (la primera capilla presbiteriana del país y en la cual ofició el primer pastor de ese rito entre nosotros), lo cierto es que la diáspora de los colonos no permitió la consolidación de su asiento en un núcleo homogéneo. La mayoría de ellos se radicaron en Buenos Aires, donde edificaron un templo neoclásico proyectado, también, por Adams: otros en Chascomús, en San Vicente, en Quilmes y algunos otros en Lomas de Zamora. Para el año 1858, sólo permanecían en Santa Catalina tres familias de colonos. Vale decir que los escoceses presbiterianos congregados en Temperley en torno de la iglesia de San Andrés pertenecen  mayormente a una migración algo posterior.



Foto MF 2014


En el año 1911, aquellos residentes escoceses de Temperley adquirieron un terreno a efectos de levantar un templo de su propio rito, evitando así el tener que asistir a los oficios en la Capital.

Tras los esfuerzos habituales de obtención de fondos mediante colectas y un préstamo de la iglesia presbiteriana capitalina, el templo pudo consagrarse el 2 de marzo de 1913, con la denominación de St. Andrew´s Church, Temperley. Sus proyectistas fueron los conocidos arquitectos ingleses Walter Basset Smith (vecino de la calle Pringles en Temperley) y su colega Bertie Collcutt.

El lenguaje elegido es un neogótico simple y despojado, en su versión Early English, con superficies símil piedra y sólidas carpinterías de madera, muy conforme a la tradición de las iglesias escocesas emplazadas en medios rurales. En este caso, el entorno arbolado, el jardín que lo rodea y la baja densidad de edificación, refuerzan la filiación de este templo con los modelos de origen.


Foto MF 2014


Se destacan los bellos vitrales que presentan temas iconográficos inspirados en la Sagrada Escritura y frases bíblicas, con referencias memoriales a sus donantes. Los primeros vitrales fueron encargados a la casa Guthrie & Wells de Glasgow, proveedora de la iglesia presbiteriana de la Capital. Francisco Corti advirtió su raigambre prerrafaelista, con reminiscencias de la pintura flamenca del siglo XV.



Foto MF 2014


También se destaca el mobiliario de madera, principalmente el ambón para la lectura y la predicación de los textos bíblicos.

En 1917 se inauguró un gran salón parroquial, proyectado por los mismos arquitectos en unidad formal de lenguaje. Se costeó con el aporte de donantes anónimos. En 1937 se amplió este Hall con proyecto del arquitecto Walkinshaw.



Foto MF 2014


 Foto oadm 2018





martes, 22 de mayo de 2018

GESTIÓN DEL EDITOR DE NUESTRO BLOG EN FAVOR DE LA VISIBILIDAD DE UNA PLACA HISTÓRICA EN LOMAS DE ZAMORA



Por PerséfonedelPlata
Para Viaje a las estatuas
Mayo 2018

 


El día 5 de mayo de 2018 el Dr. Oscar De Masi se dirigió a las autoridades del Museo del Banco de la Provincia de Buenos Aires, manifestando su preocupación por la visibilidad de la placa que honra la memoria del Dr. Laprida, en la calle que lleva su nombre, y cuya apreciación queda interferida por un asta bandera colocada en la fachada de la sucursal del Bapro. Así se expresaba nuestro editor:

Como podrán apreciar en la fotografía que adjunto y que obtuve in situ el pasado miércoles 2 de mayo, el asta-bandera en cuestión, amurado en la fachada del edificio de la sucursal, sobre la calle Laprida, interfiere verticalmente en las visuales de la placa de bronce alusiva a la designación de la calle en homenaje a quien presidiera la sesión del 9 de julio de 1816 en el Congreso de Tucumán. La placa contiene, además de la información de su texto epigráfico, un bello medallón con la efigie del Dr. Laprida.

Me permito solicitar a las autoridades del Banco, por conducto de ustedes, tengan a bien reubicar el asta-bandera, a efectos de despejar la visual de la placa y permitir su plena observación y lectura por parte de los muchos transeúntes que por allí caminan (ya que se trata de una vía peatonal).

He de añadir que esta solicitud fue motivo de conversación informal con el querido y recordado Arq. Alberto de Paula, pocas semanas antes de su fallecimiento, del cual se cumplen diez años este mes. Lamentablemente, en aquella ocasión, la gestión quedó frustrada por la circunstancia mencionada.

Tal acción redundará en una revalorización de la citada placa como señal conmemorativa inherente, tanto de la memoria insigne del Dr. Laprida, como de la nomenclatura histórica de las calles de Lomas de Zamora.




Una vez más, el Dr. De Masi permanece atento a la plena apreciación del patrimonio histórico y artístico en tantísimos lugares de la provincia de Buenos Aires que visita periódicamente, casi de incógnito, como un transeúnte más… ¡Y pensar que muchos de nosotros habremos pasado por allí docenas de veces y no advertimos esa hermosa placa!






viernes, 11 de mayo de 2018

LA AUSENCIA DEL EDITOR DE NUESTRO BLOG EN LAS ACTIVIDADES LOMENSES DEL DÍA DE LOS MONUMENTOS MOTIVA UNA COMUNICACIÓN DEL LIC.PESADO PALMIERI Y LA RESPUESTA DEL DR.DE MASI.





 AMIGOS NUESTROS:
En la víspera les he cursado por especial pedido de miembros delegados de la Comisión citada, a la que supe pertenecer como miembro asesor, la invitación del próximo domingo, donde me haré presente en algunas de las visitas programadas.
Se me hace un deber, no obstante, poner en vuestro conocimiento el disenso en su participación personal del Dr. Oscar De Masi, quien fuera en su oportunidad, un activo animador dentro de la misma.
Con mi estima personal
CPP



 Querido amigo Carlos

No pretendía hacer de este asunto un caso de público debate ni cosa semejante. Pero quizá sirva para que algunas personas cuya cabeza no esté colonizada por los multimedios dominantes, ponderen la cuestión bajo una diferente perspectiva crítica. Agradezco la difusión "extra" de mi misiva, entre los miembros del Instituto a quienes no veo desde hace tiempo.

Con ella quise poner de manifiesto, con total y respetuosa franqueza, los motivos de mi ausencia en esta fanfarria de marketing gubernamental. En el tema de los monumentos declarados en Lomas de Zamora, creo haber cumplido ya mi parte, habiendo obsequiado al pueblo lomense el inusitado cúmulo de decretos de declaratoria del PEN, todos ellos de mi redacción, en el marco de un eon más brillante que el actual de esa Comisión de Monumentos que fundó Levene y que presidieron queridos amigos como Alberto de Paula o Juan Martín Repetto. 

Por lo demás, en actividades de este tipo, teñidas de marketing oficialista, como he dicho, yo no objeto ni le niego al prójimo el derecho de ejercer plena y libremente la adhesión obsecuente, el oportunismo, el afán de figuración, la simple tilinguería y hasta el disciplinamiento político consentido. Simplemente, he querido dejar en claro que, a mi, ese menú no me apetece.

Saludos cordiales
oadm


jueves, 10 de mayo de 2018

EL EDITOR DE NUESTRO BLOG SE EXCUSA DE PARTICIPAR EN EL DÍA NACIONAL DE LOS MONUMENTOS, POR RAZONES DE ÉTICA.


Respondiendo a la atenta invitación de la Arquitecta A.Lasgoity, del "Programa Patrimonio Lomas", el Dr. Oscar Andrés De Masi ha respondido en estos términos:

Apreciada Arq.Lasgoity

Muy agradecido por su amable comunicación.
Alude Usted con exactitud y justicia a mis acciones en favor del Patrimonio lomense, cuyos varios decretos de declaratoria he redactado yo mismo.
Lamentablemente, la errática política de la actual Comisión Nacional de Monumentos y la desatención presupuestaria oficial de tantísimos edificios tutelados de valor patrimonial, convierten a estas iniciativas, como el Día de los Monumentos, en meras frivolidades para satisfacción del marketing narcisista del propio organismo que hoy, como nunca antes, ha abandonado la neutralidad propia de su expertise, para someterse a las voluntades políticas del partido gobernante en el ámbito nacional (baste pensar en el ejemplo de la intervención, entre otros, de la Plaza de Mayo).  Lo cual me inhibe éticamente de participar en tal actividad, sin perjuicio de augurarles una nutrida concurrencia, que suele ser el parámetro del "éxito" en estos casos.


Cordialmente
Oscar Andrés De Masi


martes, 1 de mayo de 2018

LA ESCULTURA FUNERARIA QUE REPRESENTA A LEÓN FEDERICO ANEIROS, ORANTE, EN LA CATEDRAL METROPOLITANA

Por Oscar Andrés De Masi
Para http://viajealasestatuas.blogspot.com.ar
Mayo 2018


Foto oadm

Hace ya bastantes meses que, sin querer, dejamos de ocuparnos de la estatuaria funeraria. Algunos amigos y amigas que acompañan nuestro blog nos reclaman, con razón, una vuelta al tema. Para ello, hemos elegido la magnífica escultura funeraria que representa a Mons. León Federico Aneiros y que pueden mirar y admirar en su sepulcro, en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires.

Voy a darles algunos datos epocales acerca de Aneiros, fallecido en 1894.

Aneiros fue una figura relevante y dominante de la escena eclesiástica, en el contexto del llamado "renacimiento católico" o la "restauración católica" en Buenos Aires y en el país en general. Fundó periódicos, parroquias y asilos, y participó en numerosas iniciativas patrióticas. No fue ajeno a la política y mantuvo frecuentes polémicas con los sectores laicistas y con la masonería.

En 1897 una Comisión Pro-Mausoleo encargó a la Asociación Artística "El Ateneo", la organización de un concurso de esculturas, que ganó Victor de Pol (veneciano de nacimiento, afincado en Buenos Aires, se decía descendiente del gran navegante Marco Polo).


Foto oadm

Ya desde el comienzo de la encomienda hubo alguna dificultad: los marmolistas habían "canalizado" el boceto en el bloque de mármol estatuario, cuando la Comisión pidió que la figura llevara birrete arzobispal. Debió, entonces, modificarse el proyecto completo.

Como modelo, posó un juez de instrucción que era físicamente parecido a Aneiros, revestido con los ornamentos arzobispales. Debe destacarse el excelente modelado del mármol de Carrara, en especial los pliegues y la filigrana de la capa pluvial.

Aneiros fue retratado como un hombre piadoso, en la quietud silente de un momento de profunda oración (la orientación de la escultura en dirección de la capilla del Santísimo podría sugerir una plegaria de adoración eucarística, aunque en tal caso ¿no debería estar descubierta la cabeza?), indicada por la actitud reconcentrada del rostro, el gesto de ambas manos y la posición "de rodillas" sobre un mullido almohadón. Éste último detalle como apoyo de la figura humana logra un efecto adicional de plasticidad o suavidad de la masa marmórea. También es apreciable el atributo del anillo en el dedo anular de la mano derecha, de marcada vascularidad.


La estatua se inauguró en setiembre de 1898 y fue muy elogiada. Para la ocasión se acuño una medalla (iconografía, también, de Victor de Pol) y se imprimió una postal conmemorativa.

El escultor firmó la obra en el plinto. Por debajo de la escultura se ubica la tumba, con su laudatoria inscripción epigráfica en latín.

A ciento veinte años de su conclusión, nos sigue impresionando por la "gravitas" verista del retrato, y por la atmósfera decididamente sepulcral que irradia. Vale la pena que se acerquen a verla.

Foto oadm